Argentina obtuvo un puntaje menor al promedio regional en una prueba educativa
La evaluación internacional de aprendizaje que elaboró la Unesco reflejó una caída en el desempeño de las y los estudiantes del país.
Argentina obtuvo un puntaje menor al promedio regional en una prueba educativa
| Por redacción Pura Verdad |

La Argentina obtuvo un puntaje menor que el promedio regional en las pruebas de desempeño educativo Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE) 2019, administradas por Unesco-LLECE, un piso histórico que ratifica que antes del cierre de escuelas por la pandemia ya había deficiencias severas de aprendizajes en el país. Quince años atrás los alumnos argentinos superaban en todas las áreas a sus pares de la región.

Las pruebas evaluaron el desempeño en Lengua y Matemáticas de estudiantes de 3ero y 6to grado y en Ciencias de 6to grado de 16 países de América Latina y el Caribe.

En la serie completa del  ERCE, en 2006, cuando se hizo la primera edición de la prueba, Argentina quedó por encima del promedio en las cuatro áreas que se midieron por entonces. Luego, ya en 2013, se observaba una caída en el rendimiento comparado a la región. Ahora, en el estudio revelado este martes, las y los estudiantes  exhibieron peores resultados que sus pares en matemática, lengua y ciencias naturales.

El resultado del informe fue considerado por el ministro de Educación de la Nación, Jaime Percyck, como una consecuencia de la «desinversión» en educación durante la gestión presidencial de Mauricio Macri. "Una razón fundamental aunque no la única, es la profunda desinversión educativa del período 2016-2019", señaló el titular de la cartera educativa, en referencia al gobierno macrista.

"Mientras que entre 2003 y 2015 el gasto consolidado aumentó en promedio un 2,7% del PBI, pasando del 3,4% al 6,1%, entre 2016 y 2019 cayó en más de 1,3 puntos del PBI cerrando en 4,8%", detalló el funcionario en su cuenta de Twitter.

Agregó que los datos "muestran la caída promedio en el desempeño respecto al conjunto de la región (línea roja) y a Argentina (línea azul) en el pasado reciente".

“Desde el 93, cuando Argentina empezó a tomar pruebas estandarizadas, es la mayor caída con respecto a otros países, pero sobre todo con respecto a nosotros mismos. En 2013, si bien hubo una pequeña caída respecto a los demás, Argentina subió sus puntajes en las áreas evaluadas. Ahora nos encontramos con un panorama muy adverso, que buscaremos revertir”, señaló Perczyk durante la presentación de los resultados.