El dólar blue no se detiene, pero Guzmán lo asume en estado zen
Para el ministro, el precio de la divisa paralela no tiene por qué
incidir en los precios. Los empresarios y operadores se fijan más
en esa divisa marginal que en la oficial.

| Por Germán Negro |

Mientras el dólar libre parece no tener un techo, ya que ayer llegó a los 178 pesos para la venta, el ministro de Economía, Martín Guzmán, minimizó el incremento de siete pesos con respecto al día anterior al afirmar que no muestra “la Argentina real”. La brecha cambiaria con el oficial mayorista (el que usan los exportadores) llegó a 129,6 por ciento y es lo que está frenando a las ventas al exterior.

Minutos antes de que el dólar blue comience a sacudir nuevamente la plaza cambiaria, Guzmán, ante empresarios en el Coloquio de IDEA, expresó que se estudia flexibilizar el contado con liquidación, para dar mayor fluidez a la oferta y demanda de dólares. Sin embargo, los operadores financieros creen que las últimas medidas son demasiado tibias para contener a la divisa.

El billete oficial avanzó cinco centavos: $77,52 para la venta en el mercado mayorista. En el transcurso de 2020, el dólar oficial asciende un 29,4. En una comparación interanual, el precio del dólar oficial sumó un incremento de 32,8% desde los $58,35 del 16 de octubre del año pasado, menos que la inflación de 36,6% en doce meses.

Según el ministro Guzmán, el precio del dólar libre no incide en los precios, algo que los empresarios parecen no compartir y comienzan a remarcar distintos productos o a frenar las ventas de otros.

“La oferta privada mejoró en el segundo tramo de la rueda permitiendo que la autoridad monetaria se rehiciera de las pérdidas iniciales”, comentó Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio.

Con un dólar libre a $178 para la venta, y un contado con liquidación del orden de los $169, la brecha cambiaria se mantiene en un rango no visto desde 1989, cuando se desató un hiperinflación.

“Estamos dentro de una dinámica preocupante. Argentina tiene estructuralmente una falta de dólares genuinos, y le sumó una enorme emisión monetaria. A ese cóctel, hay que sumarle que se expandió fiscalmente el gasto por el coronavirus. En este marco, el Gobierno debería tomar nota y explicar cómo hará para poder equilibrar las cuentas, mostrando un poco de certidumbre hacia adelante”, afirmó Joaquín Bagües, jefe de Estrategia de Portfolio Personal Inversiones.

Al cierre de los mercados y ante una nueva escalada de los dólares paralelos del jueves, el Banco Central resolvió recortar en un punto la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq) al 36% y a elevar el rendimiento de los Pases pasivos a un día (a 30%) y a siete días (a 33 días), para garantizar la rentabilidad de los bancos, en compensación de mayores rendimientos para los ahorristas, sin un resultado inmediato.



SOS Sillas