La pelea por el Orfeo Superdomo
En Tres a las nueve por PLX Pulxo el interés político detrás del gigante del espectáculo y la inteligente especulación empresaria.

| Por redacción Pura Verdad |

La presentación de pliegos para demoler el Orfeo Superdomo confirmó la sospecha que tenían algunos cordobeses: el Estado salió a frenar el triste desenlace y ahora presenta una alternativa en el legislativo municipal.

“Es más probable que tiren la Catedral o el Teatro del Libertador que demuelan el Orfeo. Yo veía una jugada por parte del grupo empresario para que reciba un tipo de ayuda”, se sincera Federico Tolchisnky en el segmento político de Pulxo.

“Hay una decisión del municipio para declararlo como patrimonio de la ciudad, que frena todo”, explica Gabriel Silva sobre el proyecto del oficialismo que ingresó en el Concejo Deliberante con respaldo de la oposición.

La decisión de Euclides Bugliotti parecía no tener retorno: desaparecer el Orfeo para iniciar un desarrollo inmobiliario. Sin embargo, la iniciativa de la gestión municipal suspende la idea empresaria para que el centro de eventos siga en pie.

“No estoy de acuerdo con que los cordobeses tengan que poner plata para salvar el Orfeo”, dice contundente Mariano Bergero.

“Está cantado que el Orfeo tiene que formar parte del patrimonio público. Lo hicieron con La Piojera, el Teatro Comedia, el Palacio Ferreyra”, disiente Tolchisnky quien considera de importancia nacional el predio de Grupo Dinosaurio.

El lugar estimado en 12 millones de dólares por el organizador de espectáculos, Jorge Palazzo, representa ahora un problema para el sector público y privado en el tira y afloje para la continuidad de su existencia.




Ebano Maderas