"La terminal al estilo cordobés" Florencia quedó varada 3 noches en Ezeiza
Florencia "Pupinamente" como aparece en redes, es una cordobesa que vivió unos días caóticos ya que el vuelo que tenía para EE.UU no llegó a curso por la negligencia de las agencias de viajes. En Fair Play de PLX Pulxo hablamos con ella sobre la odisea de viajar en pandemia.

| Por redacción Pura Verdad |

A través de un vivo en instagram Florencia hizo un extenso descargo contando la situación que la tuvo de protagonista en este caso con una historia indignante. Florencia compró un pasaje en octubre con destino a EE.UU. La compra la realizó a través de la plataforma Despegar. El viaje consistía en una escala en Brasil de 16 horas, luego seguía por Panamá y finalmente EE.UU.

Florencia decide ir en taxi desde Córdoba a Ezeiza ,donde salió el primer vuelo con Aerolíneas Argentinas hasta Brasil. Cuando llega realiza la escala que tenía ya estipulada en el pasaje, 16 horas en el aeropuerto de Brasil. "Yo sabía que tenía esa escala y decidí tomar ese vuelo sin problema de esperar". Una vez pasado el tiempo emprende la caminata para subir al próximo vuelo rumbo a Panamá. Y aquí se termina todo lo positivo de querer viajar. Cuando entrega su pasaje, el personal brasileño a cargo le dice que no la podían dejar subir a ese vuelo porque por protocolo EE.UU no recibe a pasajeros desde Brasil. Ni siquiera si es por una escala, tienen prohibido el ingreso. Sin más vueltas le dicen que debe regresar a Ezeiza y reclamar a Aerolíneas Argentinas y Despegar porque le vendieron un pasaje sabiendo lo que finalmente terminó ocurriendo.

Ahí empiezan unos días interminables para Florencia, agotadores y estresantes. Sola en el aeropuerto de Brasil con los planes truncos. "Nadie me hablaba en castellano o inglés, todo en portugues, lo único que me decían era que tenía que reclamar a Aerolíneas pero no me daban una solución de cómo volver".

Florencia relata que se sintió abandonada y a la deriva y comenzó a gestionar sola la forma de volver. Los servicios de atención al cliente tanto de Despegar y Aerolíneas no le ofrecían soluciones. Finalmente Florencia logró volver a Ezeiza luego de suplicar al personal del aeropuerto brasilero.

Pero el calvario no terminó ahí cuando llegó a Ezeiza, desde Aerolíneas no quisieron reconocer el error, culparon a Despegar y ni siquiera le ofrecieron un espacio donde quedarse, ni comida.

Florencia pasó tres noches en Ezeiza, durmiendo en el piso con su valija de almohada. Nadie le ofreció una solución en concreto. Finalmente terminó arreglando su regreso de manera personal en un colectivo de larga distancia. Nadie, ni Aerolíneas, ni Despegar asumieron la responsabilidad de lo sucedido.

Escucha la nota completa aquí





SOS Sillas