Reclamos y más ocupaciones en Guernica
Ocurre cuando unos cuatro mil policías al mando de Sergio Berni se preparan para desalojar.

| Por Germán Negro |

Los delegados y delegadas de los cuatro barrios de la toma de Guernica, 20 de Julio, La Unión, San Martín y La Lucha, solicitan audiencia con el presidente Alberto Fernández a través de una “carta abierta”. Le piden al mandatario que no haya “represión” durante el desalojo ordenado por la Justicia, mientras unas 600 familias ya acordaron con el Gobierno bonaerense retirarse de manera pacífica y voluntaria del predio.

A cambio reclaman mejores condiciones para vivir y lotes con servicios dentro de seis meses. Pero algunos grupos de izquierda y organizaciones sociales que lideran la usurpación fomentaron que se sumaran más personas a la toma.

Pretenden demostrar que todavía hay gente pese a que casi el 80 por ciento de las familias se retiró del lugar de manera voluntaria. También para que algunas de las precarias viviendas que quedaron vacías sean ocupadas por otras personas, que ahora exigen ser censadas.

Intentan desafiar los preparativos del desalojo que prepara el ministro de Seguridad, Sergio Berni, con unos cuatro mil efectivos. Pero además, apuntan a demostrarse fuertes ante la posible orden de desalojo que ya está firmada por el juzgado de garantías número 8 de Cañuelas, a cargo de Martín Miguel Rizzo, y que tiene como fecha de inicio el día de hoy y de finalización el próximo 30 de octubre.

El ingreso de un número aún indeterminado de personas fue reconocido por uno de los delegados de la toma, por dirigentes del FOL y hasta por Eduardo Billiboni, dirigente del Polo Obrero, quien sostuvo que “alguno puede ser que haya ingresado para resistir el desalojo que podía ocurrir en el día de hoy”, sin embargo aclaró: “Nosotros rechazamos ese método. Aquí la lucha es política, en el sentido de una solución negociada y no militar; siempre puede haber un grupo locos que juegan a ser revolucionarios”.




SOS Sillas