Una comitiva rusa negocia en Argentina por la vacuna
El Gobierno mantiene en reserva los contactos por la Sputnik V, que aún está en fase tres y debe ser aprobada por Anmat.

| Por Germán Negro |

Directivos del Fondo Ruso de Inversión Directa, responsable de financiar la vacuna Sputnik V, y una investigadora rusa llegaron en las últimas horas a Buenos Aires para mantener reuniones con funcionarios del gobierno argentino.

El grupo ruso está integrado por Alexander Zhuravlev, vicepresidente del Fondo, Tagir Sitdekov, director ejecutivo del Fondo, y Nataliia Karolina Miranda Chikurova, una técnica que integra el Instituto de Investigación de Proteínas. También se mencionó a Natalia Bogush como parte del grupo de viaje pero finalmente no se pudo confirmar su llegada a la Argentina.

Los enviados de Vladimir Putin llegaron al país tras una visita a México y Brasil. Todavía no trascendió el contenido de su agenda, algo que en el ámbito del Gobierno se mantiene en reserva.

Voceros del Ministerio de Salud dijeron desconocer la llegada de la comitiva, aunque este medio pudo saber que habrá reuniones con funcionarios argentinos para intentar sellar un acuerdo.

Argentina anunció hace tres semanas que vendrán 25 millones de dosis (12,5 millones de vacunas) pero todavía no hay nada firmado. Ni siquiera se pagó un adelanto del dinero y todavía no se sabe si las dosis para nuestro país vendrán desde India o Corea del Sur.

El 6 de noviembre, luego de hablar por teléfono con el presidente ruso Vladimir Putin, Alberto Fernández consideró que “si todo va bien, a finales de diciembre podrían ser vacunadas unas 10 millones de personas” en la Argentina.

Durante una entrevista con Marco Enríquez-Ominami, volvió a insistir en esa fecha: “Queremos tratar de vacunar a la mayor cantidad de gente en enero y febrero”.

Con la llegada de los enviados de Putin se espera alcanzar un acuerdo que permita cumplir con los plazos establecidos por el presidente argentino y ejecutar así el cronograma de vacunación que, según aseguró, comenzaría a más tardar en enero de 2021.

La vacuna rusa contra el COVID-19, que todavía está en plena fase III, generó la posibilidad de realizar un acuerdo entre ambos Estados. La primer reunión habría durado más de tres horas, pero no se difundió de manera oficial.



Ebano Maderas